Es una experiencia de aprendizaje el uso del Blog y el camino hacia un Blog Socioeducativo.
Con tantos recursos interactivos, será un reto mantenerlo actualizado.

jueves, 6 de julio de 2017

CARICOM: del orgullo a la tristeza

Sir Ronald Sanders (*)       

Hace tres semanas, yo y muchos otros integracionistas caribeños comprometidos, declaramos que la unidad presentada por los países de la CARICOM en la Organización de Estados Americanos (OEA) el 31 de mayo "fue un momento de orgullo desenfrenado". Lo que sucedió el lunes 19 de junio, pocos días después, destrozó ese sentimiento de orgullo, ya que los países de CARICOM no sólo invirtieron su unidad, sino que mostraron sus diferencias en público a través de un streaming de Internet en vivo, visto en todo el mundo.
La primera, como segunda, se refieren a una "Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores" de la OEA de 34 miembros para discutir la situación en Venezuela. En la reunión del 31 de mayo, los países de la CARICOM presentaron un proyecto de declaración, acordado por los líderes del CARICOM, que era una alternativa a un proyecto existente respaldado por un Grupo de 14 países (G14) liderado por Estados Unidos, Canadá, México y Perú.
El borrador del G14, llamado "proyecto de Perú", fue intervencionista en su tono y contenido y desafió la Carta de la Organización y sus reglas. El primer ministro de San Vicente y las Granadinas, el doctor Ralph Gonsalves, y el primer ministro de Antigua y Barbuda, Gastón Browne, denunciaron los matices intervencionistas e interferentes. Tenían razón, y Bruce Golding, el ex primer ministro de Jamaica, estaba equivocado al rechazarlos.
Al intentar justificar la "interferencia" en Venezuela, el Sr. Golding hizo una comparación con la participación del Caribe en la lucha contra el apartheid en Sudáfrica. Creo que, al reflexionar, el Sr. Golding, a quien tengo mucho respeto, consideraría que tal comparación fue muy inadecuada.
Debido a que algunos países de la CARICOM habían sido alentados a apoyar el "proyecto de Perú" y la solidez de la CARICOM estaba siendo amenazada, los líderes de la CARICOM convocaron una reunión especial el 29 de mayo para tratar de reconstruir la solidaridad. Al hacerlo, elaboraron un nuevo proyecto de declaración e  instruyeron que debería utilizarse "en las negociaciones para el texto final que sería considerado en la (reanudada) Reunión Ministerial de Consulta de la OEA".
Estas instrucciones fueron entregadas en la Secretaría de la CARICOM, Savingram Nº 340/2017, de 29 de mayo, con la cual consta que el proyecto de los dirigentes fue transmitido a todos los Jefes de Gobierno y copiado a todos los Ministros de Relaciones Exteriores de los países de la CARICOM.
En otras palabras, el proyecto de declaración de los líderes no era -como no podía serlo- una declaración que se impondría a los otros 24 miembros de la OEA. Ellos mismos dijeron que era una posición unificada para ser usada "en las negociaciones para el texto final" que los 34 gobiernos de la OEA considerarían.
El borrador de los líderes de la CARICOM y el "proyecto de Perú" fueron considerados en la reunión del 31 de mayo, pero cada uno no logró el apoyo de dos tercios de los miembros (23 votos). La Reunión de Consulta hizo precisamente lo que querían los líderes de CARICOM, y acordó que los dos textos se utilizarían "en la negociación de un texto final".
Los ministros de todos los países de la OEA presentes en la reunión del 31 de mayo pidieron entonces a sus Embajadores que negociaran un texto final utilizando el proyecto de los líderes de CARICOM y el proyecto de "Perú" como base para su discusión. Contrariamente a lo que se ha alegado, los Embajadores no trataron de asumir una "autoridad para enmendar o rescindir una decisión autorizada de los Jefes de la CARICOM".
De hecho, estaban actuando de acuerdo con las instrucciones de los ministros que estaban actuando por sí mismos de acuerdo con la decisión de los líderes, según lo transmitido en la Secretaría de la CARICOM Savingram No. 340/2017.
En cumplimiento de esas instrucciones, los Embajadores de la CARICOM en la OEA eligieron a tres de ellos para negociar con tres de los representantes del G14. Por parte de CARICOM, el Embajador de Guyana dada la  condición del su país como actual Presidente del CARICOM, Riyad Insanally, el Embajador de Barbados, Selwyn Hart y yo como Embajador de Antigua y Barbuda. Para el G14, los negociadores fueron los embajadores de Perú y Brasil y el representante interino de los Estados Unidos.
Hay dos cosas importantes a tener en cuenta: en primer lugar, los negociadores de la CARICOM insistieron en utilizar sólo el borrador de negociación de los líderes de la CARICOM; Rechazamos el "proyecto peruano" sobre la base de que era demasiado intervencionista en su tono y contenido y, en segundo lugar, cada embajador de la CARICOM estaba plenamente informado por textos redondos de cada etapa de la negociación con la solicitud de que mantuvieran a sus gobiernos Al corriente de los resultados de las negociaciones, que en todo momento estaban sujetos a la aprobación de los gobiernos. El mismo proceso fue seguido por el G14.
Para ser justos con el G14, demostraron una gran flexibilidad, a pesar de la oposición en su propio campo a la aceptación de descartar el "proyecto de Perú".
Al final de las negociaciones, todos los párrafos, a excepción de cuatro, del borrador de los líderes de la CARICOM permanecieron tal como estaban escritos; Y de los otros cuatro párrafos, se alteró muy poco de sustancia, excepto para identificar los asuntos que el gobierno y la oposición en Venezuela habían acordado, como se refleja en los comunicados publicados por los mediadores, incluido el representante del Papa.
Hasta que el primer ministro Gonsalves escribió y publicó su carta del 16 de junio a sus colegas líderes, ningún país del CARICOM había planteado objeciones a la negociación o sus resultados. De hecho, varios gobiernos contribuyeron con los negociadores en el lenguaje para el texto.
Cuando los Ministros de la CARICOM se reunieron en la mañana del 19 de junio, antes de la reanudación de la reunión de los Ministros de Consulta de la OEA en la tarde, se asumió que todos los países de la CARICOM estaban con el texto negociado, excepto San Vicente y las Granadinas. Varios habían manifestado su apoyo por escrito u oralmente.
En la reunión de Ministros de la CARICOM, presidida por la Ministra de Relaciones Exteriores de Barbados, Maxine McClean, el Ministro de San Vicente y las Granadinas, Camillo Gonsalves, dejó claro que su gobierno no apoyaba el texto negociado. A continuación, el Presidente preguntó a los ministros y otros representantes si alguno de ellos tenía la misma opinión que San Vicente y las Granadinas. Nadie se opuso. Los negociadores de la CARICOM fueron instruidos a reunirse con los negociadores del G14 para resolver el texto final, que procedimos a hacer de buena fe, habiendo informado que San Vicente no formaba parte del acuerdo en el ejercicio de su derecho soberano.
Sólo después de concluida la negociación, con poco tiempo antes del comienzo de la reanudación de la Reunión de Consulta, Surinam indicó que no podía apoyar una oración en la declaración acordada. Esa oración, que se había compartido con todos los representantes de la CARICOM durante la negociación, pedía "la reconsideración de la Asamblea Constituyente (en Venezuela) tal como se concibe actualmente".
Como resultado, por alguna razón, esa oración se convirtió en la base para que otros cuatro países de la CARICOM de manifestaran públicamente y sin previo aviso, rompieron las filas y declararon su falta de apoyo para el documento único negociado. CARICOM se dividió en dos partes, y las negociaciones, que se habían llevado a cabo en nombre de todos, parecían haber sido conducidas de mala fe.
El texto final habría expresado la preocupación colectiva de todos los Estados de la OEA por la situación en Venezuela, el fin de la violencia y para que el gobierno y la oposición vuelvan al diálogo, aborden la necesidad de alimentos y medicinas,  El Estado de Derecho y la democracia, incluida la democracia representativa, y declarar a la OEA dispuesta a brindar asistencia para enfrentar los graves desafíos que enfrenta Venezuela.
El representante de San Vicente volvió a presentar el borrador que los líderes del CARICOM habían ofrecido "para la negociación de un texto final" como proyecto de declaración de su gobierno. Por lo tanto, los países de la CARICOM se encontraron en la incómoda y embarazosa posición de tener que votar en dos proyectos -uno de los cuales había sido propuesto por los líderes del CARICOM para la negociación y el otro había sido negociado con fidelidad a los principios fundamentales enunciados en el borrador de los líderes de la CARICOM. Los otros países de la OEA quedaron horrorizados.
En la votación final de todos los países de la OEA presentes, el proyecto de San Vicente aseguró sólo 8 votos a favor, mientras que el proyecto negociado obtuvo 20 votos sí. Una vez más, ninguno de los dos proyectos consiguió los 23 votos necesarios para ser adoptado, y la reunión se interrumpió quedando como al inicio, sin una declaración, pero con una CARICOM gravemente herida y una OEA paralizada.
Me abstuve de ambas votaciones, al igual que los representantes de Grenada y Trinidad y Tobago. Como expliqué en la reunión después de la votación, había negociado de buena fe con la CARICOM, con un proyecto de CARICOM cuyos principios se mantuvieron firmes. La declaración final negociada no era intervencionista y no tenía nada que razonablemente pudiera considerarse como "interferir".
De manera consciente, una vez que el centro del CARICOM se derrumbó, no pude votar a favor de una declaración por cuyo logro había trabajado en interés de una postura cohesionada del CARICOM. El orgullo que sentí tan sólo 20 días antes, se tornó en profunda decepción y un tristeza.
CARICOM es el más débil en todo esto, y no recuperará fácilmente el poder blando y el respeto que tienen 14 actuando como uno solo.

(*) Sir Ronald Sanders, es el Embajador de Antigua y Barbuda ante los Estados Unidos y la Organización de los Estados Americanos, y las opiniones expresadas son enteramente suyas. 

Texto original CARICOM: Pride turned to Gloom publicado el 25 de junio 2017 en el Diario Kaieteur News Online Disponible en inglés a través de http://www.kaieteurnewsonline.com/2017/06/25/caricom-pride-turned-to-gloom/

 

Versión al español y edición de @mirnayonis (28/06/2017)

-----------
Nota de la edición: Esta es la versión en español de uno de los textos publicados por Sir Ronald Sanders que constituyen su narrativa sobre la división presentada por el bloque de los países de la CARICOM en el seno de la OEA ante la Situación de Crisis en Venezuela. Pueden consultar otros textos (en inglés) del autor en medios electrónicos del caribe anglófono pero también en www.sirronaldsanders.com 
@mirnayonis Caracas, 06 de julio de 2017.