Es una experiencia de aprendizaje el uso del Blog y el camino hacia un Blog Socioeducativo.
Con tantos recursos interactivos, será un reto mantenerlo actualizado.

miércoles, 19 de julio de 2017

Accidentada mediación de la CARICOM: tropiezos diplomáticos

@mirnayonis   
El titular en un medio de comunicación digital caribeño en inglés llama nuestra atención “Invitación a la CARICOM para mediar en Venezuela se pierde en el correo”(*) - (Invitation to CARICOM to mediate in Venezuela gets lost in mail) del lunes 17 de julio en www.caribbeannewsnow.com. Tomando en cuenta la vecindad geográfica con Grenada, las simpatías gubernamentales entre los dos países y la versatilidad que brindan las tecnologías de información y comunicación para una Diplomacia 2.0 ó Diplomacia Digital, es inevitable la sorpresa como primera impresión al pensar en la Carta de un Presidente perdida en el correo.
El segundo paso es la prudencia con algunas preguntas que invitan a la discusión: Qué pasó con la carta enviada por Nicolás Maduro (7Jul) a Grenada, proponiendo una reunión los días 11 o 12 de julio y la carta llega, a Keith Mitchell, un día después de la fecha de invitación? Dónde se dio el retraso?  Vuelos? Valijas diplomáticas? En Caracas o en San Georges?  Por qué la diferencia entre la fecha de envío y la de llegada al destinatario final es mayor de cuatro días?  Y es posible que se pregunte Quién o quiénes retuvieron la carta que debió ser entregada con celeridad dadas las fechas propuestas? 
No obstante,  la pregunta clave es ¿Por qué Nicolás Maduro envía esta carta de invitación? Aquí se abre el tercer paso, con los comentarios. Si bien la Situación de Venezuela ha generado puntos de quiebre en la diplomacia de los caribeños para lograr una posición concertada en el seno de la OEA (Consejo Permanente, Consulta de Cancilleres, Asamblea General)  y dentro de la misma CARICOM(Consejo de Relaciones Exteriores y Reunión de Jefes de gobierno), es innegable que el bloque ha sido consistente en su “adhesión al estado de derecho, respeto a los derechos humanos y la democracia, así como a los principios fundamentales de no intervención y no injerencia en los asuntos internos de los Estados” y en su “disposición a establecer un grupo o mecanismo de mediación”.  Sin hacer justicia al contexto analítico, esto puede observarse  en la propuesta de declaración que presentó el grupo de países de la CARICOM en la Reunión de Consulta de Cancilleres de la OEA, el 31 de mayo en Washington y reiterada por la delegación de San Vicente y las Granadinas el 19 de junio en Cancún.
Volviendo a la nota de la ‘carta extraviada’, es necesario leer entre líneas y colocar de fondo el mandato de la Declaración sobre Venezuela de la CARICOM del pasado 7 de julio: “los Jefes de Gobierno de la CARICOM ofrecieron sus buenos oficios para facilitar este diálogo” y “… encomendaron al Presidente de la Conferencia que se comunicara con las partes interesadas en Venezuela sobre esta oferta”.  Siendo así, la Secretaría de Asuntos Exteriores de Grenada se colocó en una situación embarazosa, al no dar señales frente a la inoportuna carta de Nicolás Maduro; posiblemente por la sorpresa y por el ritmo que toma la consulta diplomática en la CARICOM ante el delicado tema de la Situación de Venezuela. Podemos inferir un traspié diplomático por parte de la Cancillería y Gobierno Venezolano,  por la impaciencia (o interés) de esperar que el Primer Ministro de Grenada hiciera los contactos con las partes involucradas para intercambiar los términos de la posible mediación y así poder enviar comunicación formal con la oferta de la CARICOM.
Esta ‘posición adelantada’ de Venezuela no se observó con Dag Nylander como Buen Oficiante, designado por el Secretario General de la ONU para la controversia con Guyana por el Esequibo, por lo que el “error diplomático” podría ser una de las opciones a las que juegan interesadamente el gobierno de Nicolás Maduro y el nuevo Canciller en la relación de Venezuela con los países de la CARICOM.

Caracas, 17 de julio 2017.

(*) En otra entrada se publica la Noticia en inglés y su versión en español.