Es una experiencia de aprendizaje el uso del Blog y el camino hacia un Blog Socioeducativo.
Con tantos recursos interactivos, será un reto mantenerlo actualizado.

martes, 30 de mayo de 2017

Fechas Ecológicas y Derrame Petrolero: Caribe oriental Venezolano

@mirnayonis
La naturaleza y el planeta tierra nos brinda múltiples oportunidades. Las proezas del ser humano y su inteligencia no dejan de sorprendernos frente a los desmanes que también provoca sobre su hábitat. Poco que celebrar y mucho por demandar en acciones sobre las afectaciones ambientales en la zona nororiental, en su riqueza natural y en el potencial de programas de  turismo sostenible para Venezuela.
Resultó paradójico leer el pasado 22 de mayo, en las redes sociales, la etiqueta #DiaInternacionalDiversidadBiológica en contraste con las noticias que seguimos respecto al impacto que sigue teniendo el derrame petrolero ocurrido el 23 de abril en uno de los tanques de la Refinería Point-a-Pierre, ubicada al suroeste de Trinidad. Definitivamente un golpe al pretendido Objetivo de Desarrollo Sostenible Número 15 que señala, entre otros elementos, el detener la pérdida de la biodiversidad en el planeta. En este contexto particular y tomando en cuenta el propósito de crear conciencia y sensibilidad sobre determinados problemas, será un compromiso demandar garantías y soluciones en la próxima celebración del Día Mundial de Ambiente (5 Junio) y el Día Mundial de los Océanos (8 Junio).
Si bien lo vemos con los anteojos venezolanos, es pertinente señalar que varios sectores en Trinidad y Tobago también han denunciado el impacto del derrame y alegan razones que van desde inadecuado mantenimiento de las instalaciones petroleras así como de incompetencia para el manejo de estos eventos. El pasado 15 de mayo más de 60 Organizaciones No Gubernamentales (ONG)en Venezuela suscribieron una declaración  donde además de condenar el daño ambiental generado, exhortaron al gobierno venezolano a brindar las garantías de vida a la flora y fauna de las costas del Caribe venezolano así como las gestiones para exigir responsabilidad e indemnización al gobierno de Trinidad y Tobago y de la empresa Petrotrin. Esto se acompaña con alertas de variados grupos, entre otros: protectores y cuidadores de tortugas, operadores turísticos, submarinistas, pescadores. La afectación inicial del Golfo de Paria como zona vecina y fronteriza más cercana a la ubicación de la refinería trinitaria, se ha extendido a playas de la isla de Margarita e islas y cayos de Los Roques.

 A través de los medios y redes sociales se registran dos visitas de funcionarios del Ministerio de Energía de Trinidad y de la empresa Petrotrin (5 y 26 de mayo);  en ambos casos a Güiria y la zona del Golfo de Paria. Más allá de las imágenes de reuniones de trabajo y de algún recorrido, no hay mayor detalle público de la Evaluación de situación, la estimación de daños o los términos que PDVSA exige a Petrotrin como responsabilidad.
Las visitas y reuniones son importantes dentro de la operatividad conjunta prevista en un acuerdo de cooperación bilateral como el que alegan los voceros de ambas empresas petroleras. Entendemos que hay cierto protocolo técnico en todo esto pero a un mes del derrame petrolero, las poblaciones afectadas requieren respuestas no solo en su dimensión humana sino en esa dimensión de Biodiversidad (Diversidad Biológica).  Tenemos la esperanza que tales respuestas y acciones les veamos sentido antes del próximo 28 de septiembre  para tributar en nuestro mar Caribe venezolano la celebración del Día Mundial de los mares. No obstante, ratificamos que lo que sobresale en este “desastre” son errores de mitigación y riesgo: del lado de Trinidad y Tobago, las contradicciones sobre el volumen real derramado así como de las acciones de limpieza que informó  la empresa PETROTRIN; del lado venezolano, la responsabilidad operativa-técnica de PDVSA, la opacidad del aparataje que ahora se llama ecosocialista,  y el desconocido reclamo diplomático que corresponde. La amistosa vecindad caribeña no puede evadir el llamado de atención ante un accidente petrolero y menos ante un desastre ecológico.
@mirnayonis

Caracas, 29 de mayo 2017.