Es una experiencia de aprendizaje el uso del Blog y el camino hacia un Blog Socioeducativo.
Con tantos recursos interactivos, será un reto mantenerlo actualizado.

sábado, 20 de febrero de 2016

Acuerdo de Ginebra 1966-2016: 50 aniversario (2)

@mirnayonis    

La 27º Reunión de mandatarios de la CARICOM fue el escenario para abordar una agenda compleja  del grupo regional donde se atendieron entre otros temas: desarrollo, cambio climático y salud, peor también fue propicia para dejar constancia del posicionamiento en torno al tema de fronteras.
Si bien se incluyeron los dos casos que son abordados por las reuniones y cumbres de la CARICOM desde hace casi dos décadas: Belize-Guatemala y Guyana-Venezuela.
Es oportuno destacar el caso de Guyana -Venezuela toda vez que la fecha en que concluye la reunión de mandatarios coincide con el 50 Aniversario de la firma del Acuerdo de Ginebra del 17 de Febrero de 19, que enmarca la relación bilateral para las negociaciones por la controversia que sostiene Venezuela contra Guyana.
En virtud de ello esta "entrada" la dedicamos a mostrar el texto de la posición que deja constancia del tratamiento del punto por parte de los Jefes de Estado y Representantes de los países miembros de la CARICOM. Cada frase y palabra ha sido escrita cuidadosamente debido a la magistral combinación del estilo diplomático de los documentos 'internacionales'. Se presentan tanto el texto original en inglés como una traducción al español (versión propia).


Original Version - English

Versión propia - Español

En ambos casos se invita a la lectura detallada y más allá de las letras. La interpretación de los párrafos puede causar "errores" de apreciación sobre el respaldo que se "brinda" a quienes forman parte del Acuerdo de Ginebra y al papel que viene jugando el Secretario General de la ONU, señor Ban Ki Moon.
Las acciones siguen su curso por todos los actores involucrados y "algunos otros" interesados. 


miércoles, 17 de febrero de 2016

El Caribe, un reto de estudio y comprensión analítica


@mirnayonis   

El Caribe presenta algunos eventos que revelan el desarrollo complejo de las relaciones internacionales en esta área tanto por los procesos multilaterales derivados de la cooperación e integración regional, como de las dinámicas nacionales que por los rasgos locales no dejan de tener trascendencia y vinculación regional y global. Esto confirma, por una parte, la necesaria visión de lo  interméstico y/o glocal para aproximarse a la comprensión de la llamada realidad internacional; por la otra, a la recurrencia casi litúrgica al debate sobre el concepto de Caribe y sus implicaciones. Todo un reto analítico que se traduce en una carta de presentación para “los caribeñistas”. Algunas preguntas como ¿qué se entiende por Caribe? ¿Hasta dónde llega? ¿Quiénes la integran? ¿Cuáles son las características que lo identifican?¿Qué los diferencia de otras regiones?
Sin entrar en la disquisición teórica de las visiones de lo internacional y/o lo conceptual sobre el  Caribe, es pertinente tenerla de trasfondo para contextualizar y dar seguimiento a algunos eventos en desarrollo:
Foto Oficial de la XXI Reunión Ordinaria del Consejo de Ministros (Petionville, Haiti)
En el marco del multilateralismo regional con visibilidad caribeña.  El 19 de Enero en Haití se celebró la reunión del Consejo de Ministros de la Asociación de Estados del Caribe (AEC), en la cual Cuba asume la presidencia del organismo para el año 2016 con lo cual se anuncia que la sede de la séptima Cumbre de mandatarios de la AEC será en La Habana, durante el mes de junio. La ciudad de Petionville, sirvió de anfitriona del encuentro de altos dignatarios caribeños y el último de carácter internacional para el Presidente Martelly, ya que estaba en agenda la celebración de la segunda vuelta electoral (suspendida). Por su parte, la CELAC se reúne en Ecuador el 27 de enero, traspasando la presidencia pro-tempore de la organización a República Dominicana.
En términos de relación bilateral destacan algunos hechos con proyección regional. En primer lugar, Cuba y Estos Unidos siguen con menos rapidez y cobertura el llamado “descongelamiento” de sus relaciones postguerra fría. La euforia del nuevo escenario que se observó a inicios del 2015 contrasta con la “prudencia” informativa sobre los traspiés o avances en el “acercamiento”, particularmente en el tema de la eliminación del bloqueo económico o en el tema migratorio, mucho menos respecto a la situación de la llamada disidencia política. Segundo, en el tema migratorio, destaca la situación de los descendientes haitianos en República Dominicana que sigue afectando la relación bilateral de quienes comparten geografía de la isla la Hispanionla; pero también el conflicto generado por la ruta de migrantes cubanos hacia Estados Unidos, a través de Panamá y países centroamericanos. El tema de derechos humanos y soberanía siguen siendo los dos polos que chocan en los acercamientos de solución que se intentan entre los gobiernos, pero igualmente se reflejan en espacios regionales como CARICOM, AEC, CELAC y OEA. Las denominaciones de apátridas, desplazados temporales, entre otros se debaten en una ‘inexistente’ condición jurídica que emerge en estos tiempos de globalización. Tercero, la crítica situación económica y financiera de Puerto Rico, re-coloca en el debate de la isla el tema de la “estadidad” en su relación con los Estados Unidos. Si bien esta discusión no solventa en el corto plazo la delicada situación de pagos y de gestión del mandato del actual gobernador, caldea los ánimos boricuas en un contexto de elecciones primarias para las candidaturas presidenciales en los Estados Unidos.
President Michel Martelly (L) and OAS mission head Sir Ronald Sanders
En lo individual, resaltamos la Crisis Electoral de Haití debido al lamentable y accidentado aprendizaje de la participación democrática e institucionalidad pero también de la frustrante efectividad de articulación de la cooperación internacional.  En nuestra apreciación, la presencia de una misión especial de la OEA (distinto a la misión de observación electoral) con fuerte componente de la experiencia intercultural del Caribe (CARICOM), permitió la firma de un acuerdo para un gobierno de transición que tiene el reto de darle continuidad al proceso electoral. Pero las garantías están en desarrollo.
CARICOM heads of government meeting in Placencia, Belize
Finalmente, debemos mencionar que Belize será la sede de la reunión de mandatarios (16 y 17 febrero) de la CARICOM. Si bien hay una agenda regional que podrá ser comentada en otro escrito, es pertinente señalar las fechas y afectaciones. El 17 de febrero se cumplen cincuenta años de la firma del Acuerdo de Ginebra, el cual ha servido de marco en la búsqueda de una ‘solución satisfactoria’ para la controversia que sostiene Venezuela frente a Guyana por el territorio Esequibo. La posición de Guyana (paso a un nivel jurisdiccional) y la declaración regional que tome la CARICOM pueden marcar un punto de inflexión mayor en la complejidad de la agenda regional bilateral y multilateral.  

Esta enumeración comentada luce como una fotografía ‘en movimiento’ y, a su vez, es un ‘tester’ de conectores analíticos que invita a un conocimiento más especializado de relaciones internacionales sobre el Caribe, en el que la comprensión de la realidad internacional en esta región para por algo más que discernir sobre los intereses de actores gubernamentales o no gubernamentales, locales, regionales y extra regionales. Cómo calificar de local, regional o extra regional sin precisar (en lo teórico o pragmático) el concepto de Caribe que estamos asumiendo. 

De qué Caribe estamos hablando? y desde donde lo vemos? Éste es uno de los propósitos centrales en nuestra práctica que desarrollamos en cada edición del Seminario Caribe tanto en pregrado de Estudios Internacionales como en el Postgrado de Relaciones Internacionales; comparten esta premisa varios colegas en el Postgrado de Literatura comparada; también es la piedra angular en la construcción del @GrupoCaribeUCV

Una versión resumida fue publicada en la sección #ARIGlobal de UCVNoticias

Acuerdo de Ginebra 1966-2016: 50 Aniversario (1)

En ocasión de cumplirse los 50 años, medio siglo de suscrito el Acuerdo de Ginebra de 1966 que constituye el marco legal para las negociaciones entre Guyana y Venezuela, vale la pena divulgar el texto completo con la finalidad de reiterar la necesidad del conocimiento de la fuente jurídica en la que se fundamenta las "opciones" de negociación en la reclamación que mantiene Venezuela frente a Guyana por el territorio Esequibo. Es pertinente señalar que también es el marco jurídico para Guyana como miembro de las ONU y de la OEA y de la comunidad internacional.



Palacio de Naciones Unidas en Ginebra
Fechas de interés.
El Acuerdo de Ginebra se suscribe el 17 de febrero de 1966
Ley vigente en Venezuela mediante Gaceta Oficial 28.008 del 15 de abril de 1966
Depositado en la oficina de la Secretaría General de las Naciones Unidas el 5 de mayo 1966
Guyana obtiene su independencia formal el 26 de mayo de 1966.
Guyana ingresa en la ONU el 20 septiembre 1966.
Protocolo de Puerto España, suscrito en 1970, vigente hasta 1982.
Guyana ingresa en la OEA en 1991.


-------

VENEZUELA  y  REINO UNIDO DE GRAN BRETAÑA E IRLANDA DEL NORTE


Acuerdo para resolver la controversia sobre la frontera entre Venezuela y Guayana Británica.
Firmado en Ginebra, el 17 de febrero de 1966.

[Registrado por Venezuela el 5 de mayo de 1966 en la Organización de Naciones Unidas (ONU) bajo el No. I-8192 Vol. 561] 
ACUERDO PARA RESOLVER LA CONTROVERSIA ENTRE VENEZUELA Y EL REINO UNIDO DE GRAN BRETAÑA E IRLANDA DEL NORTE SOBRE LA FRONTERA ENTRE VENEZUELA Y GUAYANA BRITÁNICA 

El Gobierno de Venezuela y el del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, en consulta con el Gobierno de Guayana Británica, 

Considerando la próxima Independencia de Guayana Británica; 
Reconociendo que una más estrecha cooperación entre Venezuela y Guayana Británica redundaría en beneficio para ambos países, 
Convencidos de que cualquiera controversia pendiente entre Venezuela por una parte, y el Reino Unido y Guayana Británica por la otra, perjudicaría tal colaboración y debe, por consiguiente, ser amistosamente resuelta en forma que resulte aceptable para ambas partes; de conformidad con la Agenda que fue convenida para las conversaciones gubernamentales relativas a la controversia entre Venezuela y el Reino Unido sobre la frontera con Guayana Británica, según el Comunicado Conjunto del 7 de noviembre de 1963, han llegado al siguiente Acuerdo para resolver la presente controversia: 

Artículo I 
Se establece una Comisión Mixta con el encargo de buscar soluciones satisfactorias para el arreglo práctico de la controversia entre Venezuela y el Reino Unido surgida como consecuencia de la contención venezolana de que el Laudo arbitral de 1899 sobre la frontera entre Venezuela y Guayana Británica es nulo e írrito. 

Artículo II 
1. Dentro de dos meses contados a partir de la entrada en vigor de este Acuerdo dos Representantes para que formen parte de la Comisión Mixta serán nombrados por el Gobierno de Venezuela y dos por el Gobierno de Guayana Británica. 
2. El Gobierno que nombre un Representante puede en cualquier tiempo reemplazarlo, y debe hacerlo inmediatamente si uno de sus representantes o ambos, por enfermedad, muerte y otra causa, estuvieren incapacitados para actuar. 
3. La Comisión Mixta puede por acuerdo entre los Representantes designar expertos para que colaboren con ella, bien en general o en relación a una materia particular sometida a la consideración de la Comisión Mixta. 
Artículo III 
La Comisión Mixta presentará informes parciales a intervalos de seis meses contados a partir de la fecha de su primera reunión. 
Artículo IV 
1. Si dentro de un plazo de cuatro años contados a partir de la fecha de este Acuerdo, la Comisión Mixta no hubiere llegado a un acuerdo completo para la solución de la controversia, referirá al Gobierno de Venezuela y al Gobierno de Guyana en su Informe final cualesquiera cuestiones pendientes. Dichos Gobiernos escogerán sin demora uno de los medios de solución pacífica previstos en el Artículo 33 de la Carta de las Naciones Unidas
2. Si dentro de los tres meses siguientes a la recepción del Informe final el Gobierno de Venezuela y el Gobierno de Guyana no hubieren llegado a un acuerdo con respecto a la elección de uno de los medios de solución previstos en el Artículo 33 de la Carta de las Naciones Unidas, referirán la decisión sobre los medios de solución a un órgano internacional apropiado que ambos Gobiernos acuerden, o de no llegar a un acuerdo sobre este punto, al Secretario General de las Naciones Unidas. Si los medios así escogidos no conducen a una solución de la controversia, dicho órgano, o como puede ser el caso, el Secretario General de las Naciones Unidas, escogerán otro de los medios estipulados en el Artículo 33 de la Carta de las Naciones Unidas, y así sucesivamente, hasta que la controversia haya sido resuelta, o hasta que todos los medios de solución pacífica contemplados en dicho Artículo hayan sido agotados
Artículo V 
1. Con el fin de facilitar la mayor medida posible de cooperación y mutuo entendimiento, nada de lo contenido en este Acuerdo será interpretado como una renuncia o disminución por parte de Venezuela, el Reine Unido o la Guayana Británica de cualesquiera bases de reclamación de soberanía territorial en los territorios de Venezuela o Guayana Británica o de cuales quiera derechos que se hubiesen hecho valer previamente, o de reclamaciones de tal soberanía territorial o como prejuzgando su posición con respecto a su reconocimiento o no reconocimiento de un derecho a, reclame o base de reclamo por cualquiera de elles sobre tal soberanía territorial. 
2. Ningún acto o actividad que se lleve a cabo mientras se halle en vigencia este Acuerdo constituirá fundamento para hacer valer, apoyar o negar una reclamación de soberanía territorial en los Territorios de Venezuela o la Guayana Británica, ni para crear derechos de soberanía en dichos Territorios, excepto en cuanto tales actos o actividades sean resultado de cualquier convenio logrado por la Comisión Mixta y aceptado por escrito por el Gobierno de Venezuela y el Gobierno de Guyana. Ninguna nueva reclamación o ampliación de una reclamación existente a soberanía territorial en dichos Territorios será hecha valer mientras este Acuerdo esté en vigencia, ni se hará valer reclamación alguna sino en la Comisión Mixta mientras tal Comisión exista. 
Artículo VI 
La Comisión Mixta celebrará su primera reunión en la fecha y lugar que sean acordados entre los Gobiernos de Venezuela y Guayana Británica. Esta reunión se celebrará lo antes posible después del nombramiento de sus miembros. Posteriormente, la Comisión Mixta se reunirá cuando y en la forma que acordaren los Representantes. 
Artículo VII 
Este Acuerdo entrará en vigor en la fecha de su firma. 
Artículo VIII 
Al obtener Guayana Británica su Independencia, el Gobierno de Guyana será en adelante parte del presente Acuerdo además del Gobierno de Venezuela y del Gobierno del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte. 
En testimonio de lo anterior, los suscritos, debidamente autorizados para ello por sus respectivas Gobiernos, han firmado el presente Acuerdo. 

Hecho en duplicado, en Ginebra, a los diecisiete días del mes de febrero del año mil novecientos sesenta y seis, en español y en inglés, siendo ambos textos igualmente auténticos. 

Por el Gobierno de Venezuela: 
Ignacio IRIBARREN BORGES - Ministro de Relaciones Exteriores 

Por el Gobierno del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte: 

Michael STEWART  - Secretario de Estado de Relaciones Exteriores 

Forbes BURNHAM - Primer Ministro de la Guayana Británica 


Subrayado y resaltado responsabilidad de la editora del blog.
Texto tomado de: Acuerdo de Ginebra de 1966 El Universal. 27 Septiembre 2011

Imagen del acto de entrega de la Carta de Independencia de Guyana por parte del Duque de Kent en nombre de su Majestad  Isabel II.