Es una experiencia de aprendizaje el uso del Blog y el camino hacia un Blog Socioeducativo.
Con tantos recursos interactivos, será un reto mantenerlo actualizado.

viernes, 25 de septiembre de 2015

Componentes de ciudadanía: ProfeUniVE y ProfeUCV.


Componentes de ciudadanía: ProfeUniVE y ProfeUCV.
@mirnayonis


Foto @mirnayonis
El amor por la ciudad, por el país ... por tu familia, tus amigos, por lo que haces y por tus espacios de trabajo tiene múltiples colores, emociones, compromisos.
Son públicas mis identidades como UNA UCVista, Caraqueña, ciudadana... comprenderán los sentimientos encontrados como #ProfeUCV en la actual #CrisisUniVE.
Generalmente, Twitter es el espacio donde vuelco mis comentarios sobre el DRAMA que atravesamos los profesores universitarios como actores responsables en el proceso de aprendizaje, en la formación de un talento humano con sensibilidad social y compromiso con nuestra querida Venezuela. Una responsabilidad que ha sido, es y será compartida con nuestros estudiantes, apoyados por una estructura administrativa y en una institución que " a pesar de los pesares" propios y ajenos sigue siendo (mi) LA CASA QUE VENCE LAS SOMBRAS: (mi) la U.C.V.

Asamblea 22/09/2005 Foto de @SamuelPerezH
Las Asambleas en muchas ocasiones son vistas con desgano y pueden ser des-gastantes, pero también son aleccionadores. Las declaraciones, opiniones, posicionamiento que escuchamos al tomar el micrófono tienen su efecto: apoyo, aversión, aplausos, pitas. La insistencia en la tolerancia y el derecho a opinar  y proponer según el criterio de quien esté en su derecho de palabra es un VALOR de participación y de democracia universitaria y CIUDADANA.  
He escuchado y leído distintos escritos sobre la dramática situación que tenemos los ProfesUniVE en nuestros reclamos por un Salario Digno como una de las peticiones dentro de una Convención Colectiva que "debe" garantizar la calidad de vida de los docentes y de los trabajadores universitarios, no por capricho sino porque la misma es condicionante de la Calidad de la Educación Universitaria, de sus estudiantes, de sus egresados como CIUDADANOS de este país.

Foto tomada de Google
En ningún momento pretendo que estén de acuerdo con mis opiniones, ni imponer criterios pero si apelo a comprender la situación y ser solidarios con nuestros demandas salariales, porque si no las peleamos a través de nuestros gremios NADIE lo va a hacer por nosotros.
Soy UCVista. He formado parte de esta Comunidad  Universitaria por casi ocho (8) lustros, porque incluyo en esa cuenta los años que pasé como estudiante, preparadora y asistente de investigación antes de ingresar como Docente, por tanto creo que la indiferencia está lejos de mi.

Los atropellos y/o agresiones hacia la Universidad se manifiestan de muchas maneras. Más allá de la victimización de la cual no soy afecta, se trata de defender principios y valores, se trata de defender derechos, se trata de cumplir con el deber de una comunidad que está amparada (además) en el Artículo 109 de la Constitución donde:

El Estado reconocerá la autonomía universitaria como principio y jerarquía que permite a los profesores, profesoras, estudiantes, estudiantas, egresados y egresadas de la comunidad dedicarse a la búsqueda del conocimiento a través de la investigación científica, humanística y tecnológica, para beneficio espiritual y material de la Nación. Las universidades autónomas se darán sus normas de gobierno, funcionamiento y la administración eficiente de su patrimonio bajo el control y vigilancia que a tales efectos establezca la ley. Se consagra la autonomía universitaria para planificar, organizar, elaborar y actualizar los programas de investigación, docencia y extensión. Se establece la inviolabilidad del recinto universitario. Las universidades nacionales experimentales alcanzarán su autonomía de conformidad con la ley. Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, CRBV, 1999. (Resaltado propio)


Foto tomada de Google

Cómo cumplir con obligaciones? cómo garantizar esos derechos si no se generan las condiciones presupuestarias de manera integral para esa comunidad. Es inexcusable el argumento de desvío de recursos cuando para cada pago hay que “pedir” autorización a OPSU y al Ministerio, pero es más inexcusable que se hable de precuotas presupuestarias por tres meses del 2016, amparadas en una “incertidumbre del ingreso petrolero” cuando es pública y notoria la información de las negociaciones para la compra de armamento e instrumentos para garantizar el orden público. Es inexcusable la mendicidad académica en la que se coloca a la comunidad y autoridades universitarias, que se ven obligados (con votos salvados) a concentrarse en ser pagadores sueldos por las constantes peticiones de re-formulación  de presupuestos congelados (respecto al año 2009) que no toman en cuenta el crecimiento vegetativo de sus docentes activos y jubilados, el incremento de la matrícula estudiantil, ni el costo de mantenimiento, entre muchas otras mutilantes providencias.
Como el uso de la fuerza no está en mi naturaleza, me empeño en pulir mis armas ciudadanas y del conocimiento. De allí que recurra a los valores, a los principios, a la palabra oral y escrita, y a lo que está recogidos en los instrumentos legales internacionales y nacionales. En particular la relectura de los derechos recogidos en el Capítulo VI De los Derechos Culturales y Educativos de la Constitución. Pero al mismo tiempo estar dispuesta adivulgar y reflexionar con mis colegas, estudiantes, familia y vecinos, sobre la #CrisisUniVE y la exigencia salarial de los #ProfesUniVE.

Por tanto, el no reinicio de actividades que comunicacionalmente lo manejan como paro, es la decisión de una convicción reivindicativa, pero no estoy (estamos) paralizados! Claro que estoy ACTIVA, pero no puedo iniciar labores académicas sin condiciones académicas y mucho menos sin el compromiso de recibir un #SalarioDigno por el trabajo que cumplo (realizamos).

La educación estará a cargo de personas de reconocida moralidad y de comprobada idoneidad académica. El Estado estimulará su actualización permanente y les garantizará la estabilidad en el ejercicio de la carrera docente, bien sea pública o privada, atendiendo a esta Constitución y a la ley, en un régimen de trabajo y nivel de vida acorde con su elevada misión. El ingreso, promoción y permanencia en el sistema educativo, serán establecidos por ley y responderá a criterios de evacuación de méritos, sin injerencia partidista o de otra naturaleza no académica. Artículo 104 de la CRBV. (Resaltado propio)

Me niego a seguir abrazada a la (auto)manipulación de la culpa y el deber cuando no disponemos de condiciones de calidad de vida, siendo el salario una parte sustantiva de ella, ni condiciones básicas en nuestras instituciones universitarias para desarrollar las actividades a las que nos obliga la ley: docencia, investigación, extensión y gestión universitaria. Las neuronas no paran, ni las posibilidades de hacer permanencia, pero tampoco el compromiso de defender y exigir.

En estas latitudes de la lectura se puede evidenciar un escrito emotivo. Si, posiblemente. Pero está amparado en esos lustros de mi experiencia y aprendizaje, pero muy particularmente del reconocimiento y del respeto a otros. Por eso, quiero acompañar el cierre de este escrito con extractos de un pronunciamiento que enorgullece la formación universitaria y ciudadana. Es el sentir de una representación estudiantil de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo (FAU) con la cual me siento identificada. Las particularidades de pregrado, postgrado, extensión o cualquier otra dependencia académica y administrativa, sólo reafirmará el diagnóstico.    


Foto tomada de Google
SITUACIÓN FAU: No tenemos providencias, carecemos de servicios, funcionan 5 baños de 20 para una población de más de 1500 personas en la FAU, nos robaron el sistema de aire acondicionado del auditorio que había costado tanto conseguirlo, funciona con irregularidad 1 solo ascensor de 4, tenemos una deficiencia del 65% de las luminarias, las paredes no están pintadas ni en buenas condiciones, los salones están en pésimas circunstancias, los techos sufren filtraciones abrumadoras, tenemos déficit de sillas, mesas, mesones, pupitres, estantes, casilleros, espacios de trabajo en buen estado, los tomacorrientes casi todos están dañados, no tenemos suficiente seguridad, nos falta internet, sistemas y equipos tecnológicos, sufrimos una alta inseguridad incluso dentro de nuestra Escuela y además, el presupuesto ANUAL PARA LA FAU es el mismo desde el año 2009 - Bs. 1.521.169 - que no alcanza para nada, ni es el 10% del valor de una camioneta hoy en día, TOMANDO EN CUENTA LAS CIFRAS DE INFLACIÓN DESDE HACE 7 AÑOS - no tenemos cafetín por la incapacidad de un tribunal para emitir una orden que permita el desalojo de los bienes de la empresa anterior del espacio del mismo, nos faltan equipos de seguridad, contra incendios, no tenemos una biblioteca adecuada ni actualizada y además está en mal estado por falta de presupuesto para su mantenimiento, como todo...

Y aún así, la OPSU irresponsablemente, nos hace una sobreasignación de cupos de más 40%... A esos nuevos ucvistas, pronto les daremos la bienvenida en las condiciones que estamos, en las que ese mismo gobierno que les asignó su cupo (y lo respetamos, apoyando el derecho de cada estudiante) nos tiene sumidos por su interés en simplemente destruir a la Universidad Autónoma Venezolana. Y así se podrán dar cuenta de la verdad, podrán vivir la realidad nuestra, que ahora será suya también. Esta Universidad es nuestra, y ahora suya, y nos tocará juntos vivirla, amarla y defenderla. Así como a nuestro país; Venezuela.

Esto es sólo una parte de los motivos que nos sobran para estar en CONFLICTO con el Gobierno. Es sólo una pequeña muestra de los problemas de la FAU UCV, para que todos nuestros compañeros estudiantes, profesores, trabajadores y la sociedad civíl, se sirvan de comprender y solidarizarse con nuestra situación, lucha y posición. Así como la de los profesores que tantas veces ha sido explicada por muchos medios.
Freddy Alejandro Jiménez, FAU UCV.23/09/2015

Nuestros estudiantes, sean de nuestras aulas o de otras facultades tienen su estilo propio, tienen su orgullo y tienen su dignidad. Comparto con respeto el contenido de este pronunciamiento y su sentir como integrante de nuestra comunidad UCVista.

Finalmente, Ser profesor universitario vá más allá de estar en un aula para impartir conocimiento, gestionar conocimiento y construir ciudadanía. 

Soy Profesora Universitaria, Soy #ProfeUniVE #SoyProfeUCV


Caracas, 24 de Septiembre de 2015.

Foto @mirnayonis