Es una experiencia de aprendizaje el uso del Blog y el camino hacia un Blog Socioeducativo.
Con tantos recursos interactivos, será un reto mantenerlo actualizado.

martes, 25 de septiembre de 2018

Un maremagnum diplomático en NYC: #UNGA 2018

@mirnayonis

Las múltiples reuniones propias del temario preparado desde hace un año en seguimiento a los temas que como mandato tiene la Asamblea General de la ONU, se mezclan con otro centenar de encuentros paralelos derivados de la agenda global y regional, los Objetivos de Desarrollo Sostenible ODS y la Agenda 2030, pero al mismo tiempo se celebran encuentros y reuniones con fines específicos que promueven grupos de países.

A las primeras corresponde la Cumbre de la Paz Nelson Mandela en el centenario de su nacimiento, las sesiones sobre la Responsabilidad de proteger, entre otras. A las segundas corresponden las reuniones bilaterales, por ejemplo Donald Trump (Estados Unidos) e Iván Duque (Colombia), o mixtas como las de CARICOM-Secretaria General ONU, los que suscribieron la Declaración de Quito sobre Movilidad Humana de Venezuela, o la de los países que evalúan el acompañamiento colectivo de una solicitud de investigación ante la Corte Penal Internacional sobre posibles crímenes de Lessa Humanidad que se habrían cometido en Venezuela.
La simultaneidad de estos eventos (encuentros diplomáticos de distinta índole) hace que la figura de un tablero de ajedrez se quede corto y posiblemente haya que recurrir a otras simbologías para conocer e interpretar lo que ocurre en el marco de la Asamblea General de la ONU en cada período de sesiones y en particular durante las dos/tres primeras semanas. Esto debido a la coincidencia de jefes de Estado y de Gobierno, Vicepresidentes, Cancilleres, Ministros plenipotenciarios que asisten en la primera etapa de la Asamblea General. Se suman  los delegados que integran cada Misión Permanente de los países miembros, los observadores, las ONG, los propios funcionarios de esta organización y los periodistas de medios de comunicación ... todos acreditados para asistir a la sede de la ONU en Nueva York.
Tan solo en la primera jornada del Debate General de la #UNGA 2018 está previstas 36 intervenciones de la lista de Mandatarios (Jefes de Estado y de Gobierno), de los cuales 17 darán su discurso en la sesión matutina y el resto en la de la tarde. Para el segundo día, se prevén 39 discursos, 20 en la mañana y 19 en la tarde. Este Calendario de Discursos del Gran Debate de esta #UNGA se actualiza constantemente ya que está sujeto a confirmación de llegada de los Mandatarios y cambios de última hora que alteran el protocolo y precedencia de los oradores.

En este 73 #UNGA se estiman: 132 jefes de Estado y de Gobierno, más de 300 eventos paralelos, decenas de exposiciones y 5000 periodistas acreditados. Algunos datos que reflejan en las declaraciones del Secretario General Antonio Guterres en una rueda de prensa: Hay 132 jefes de Estado y de Gobierno, más unos cuatro vicepresidentes y unos cuarentaitantos ministros de relaciones exteriores” ... “Se está organizando el calendario porque aún tengo que hablar  también en 40 eventos”. 

En la ciudad de Nueva York (NYC), se desarrolla todo un maremágnum diplomático con fuerte oleaje las dos primeras semanas y con efecto prolongado en el acontecer mundial. 
Una agenda que mueve a grandes y pequeños. Un temario en el que se mezclan  los variados intereses de sus miembros y de quienes gestionan incidir en las decisiones y acciones de la agenda global.
  



Caracas, 25 de septiembre 2018







Venezuela en la agenda Internacional - Entrevista y comentario

@mirnayonis    

Hace pocos días a través de una entrevista realizada, esbozamos algunos comentarios que siguen siendo pertinentes en el desarrollo de eventos multilaterales de las Naciones Unidas. Vale decir la Asamblea General en su 73 período de sesiones ordinarias en Nueva York que inicio protocolarmente el pasado 18 de septiembre pero que solo hasta este martes 25 dió paso al orden de Discursos de los Mandatarios y jefes de Gobierno. Al mismos tiempo el desarrollo del Consejo de Derechos Humanos en Ginebra que sesiona en Ginebra desde el pasado 05 de septiembre. 
Si bien publicamos otro artículo referido a estas reuniones, su prolífico accionar así como el tratamiento que está tomando la #SituacionVenezuela dentro de la complejidad de temas que tienen la atención internacional, nos parece pertinente incorporar el Video de la entrevista referida ya que permite cosntatar algunas afirmaciones sobre las gestiones diplomáticas que se desarrollan para atender la multidimensional #CrisisVenezuela.

Entrevista (18 de septiembre 2018)




Caracas, 25 de septiembre de 2018

martes, 18 de septiembre de 2018

Haiti y el escándalo de corrupción con Petrocaribe.


@mirnayonis
La estabilidad de Haití sigue en la mira en el siglo XXI. Si bien ha tenido sus momentos de satisfacciones en diplomacia y economía internacional, en lo sustantivo, no ha habido un
cambio en el estatus de “En Observación y Evaluación”. Este capítulo comienza en febrero  2017 cuando Jovenel Moïses asume el cargo de Presidente, como resultado de un proceso electoral accidentado que tomó casi dos años para completar el ciclo de elecciones generales, en términos institucionales aceptables tanto para la comunidad internacional como para las fuerzas políticas de este país. Para el mes de julio de este año, una crisis que se mantuvo ‘silente’ desde mediados del año pasado sale al tapete con la renuncia del Primer Ministro Jack Guy Lafontane, como consecuencia de un escándalo provocado por denuncias de desviación de recursos y manejo fraudulento de fondos provenientes de la cooperación económica y energética que ha recibido Haití en la última década, en el marco de PetroCaribe.
PetroCaribe es una iniciativa de cooperación regional y multifuncional  que emerge en 2005 impulsada y financiada desde el gobierno de Venezuela  que se combina con sus antecesores, los Acuerdos de Cooperación Energética de Caracas en el año 2000,  y los de nueva factura de Alba-PetroCaribe de 2013. Tiene varios socios beneficiarios fundamentalmente del Caribe insular no hispano.
Desde sus inicios, Haití ha tenido altibajos en los beneficios de los mecanismos de cooperación energética formulados desde Venezuela, tanto en el Triangular Acuerdo de San José (años 80 de siglo XX), como los Acuerdos de Cooperación Energética de Caracas suscritos en el año 2000 y el más reciente el de PetroCaribe, 2005. Las constantes a esta accidentada participación han sido los desastres naturales (terremoto y huracanes), la inestabilidad, los problemas de gobernabilidad y la administración de recursos. En algunos casos, por decisión política desde Caracas, se condonaron deudas, se ‘perdonaron’ incumplimiento de compromisos. El ejercicio de suspender, evaluar y reactivar han sido frecuentes en la cooperación energética y económica hacia el gobierno de Haití, pero la misma ha estado mediada por las posibilidades de votos favorables para el gobierno venezolano en mecanismos regionales como ALBA, CELAC y más específicamente en OEA. Evidentemente, no hay rastro documentado de una transacción de votos, pero si el registro de acciones y eventos de la diplomacia y relaciones internacionales que se hacen de manera pública ad initio o ex post facto que confirman o ajustan los análisis y proyecciones en este sentido.
Con la renuncia del Primer Ministro Lafontane, la lucha contra la corrupción ocupa la palestra de debate político haitiano, en el congreso bicameral y otras instancia públicas. Desde mediados de agosto, la corrupción y el manejo de recursos de Petrocaribe-Haití ha sido el motivo de varias protestas en la capital Puerto príncipe y otras localidades, lo que se ha convertido en una presión al gobierno de Jovenel Moise exigiendo respuesta a las denuncias de irregularidades en la administración gubernamental de los fondos de Petrocaribe.
El nuevo Primer Ministro, Jean Henry Céant, se le presenta una tarea nada sencilla. Recién  confirmado por la Cámara de Senadores y Diputados de Haití, luego de largos debates en ambas cámaras, asumió el cargo este lunes 17 de septiembre.
Con cierto fogueo político debido a su participación como contrincante del actual presidente en las dos ocasiones de la convocatoria de elección presidencial, pero con poca experiencia en la gestión pública, se comprometió con un plan de trabajo que colocó entre sus prioridades el tema de la corrupción y en particular el caso de PetroCaribe. El Presidente Jovenel Moïse quien asistió a su juramentación del Primer Ministro y formuló votos de compromisos para sumar apoyo a una investigación que aclare todo el caso de los fondos de PetroCaribe. Las instancias haitianas en materia de competencia y administración apenas comienzan a evaluar el caso, pero la presión de las protestas de calle y de algunos líderes políticos plantea la posibilidad de una auditoría por una firma internacional.
Dado que las denuncias en los medios señalan más de una gestión gubernamental, el ex Primer Ministro Michele Martelly ya se pronunció de manera general apoyando la investigación bajo la presunción de inocencia a menos que se demuestre lo contrario. Las próximas semanas serán críticas para observar el efecto de la asunción del nuevo Primer Ministro sobre las acciones de calle y sobre la gobernabilidad en Haití. 
Lo que podemos destacar para el momento de estas líneas es la ausencia de una declaración formal del gobierno venezolano sobre esta situación. La recesión económica, caída de los precios y de la producción de petróleo en Venezuela ha generado, de hecho, una afectación de los envío de petróleo en general y de los fondos de cooperación de Petrocaribe en las cuales se beneficia Haití. Los efectos de este capítulo de crisis siguen su curso. La estabilidad de Haití sigue en la mira!
@mirnayonis
Caracas, 17 de septiembre 2018

domingo, 16 de septiembre de 2018

Situación de Venezuela en la agenda internacional de septiembre


@mirnayonis

Este mes de septiembre tiene varios cintillos distintivos. Y tal como reza el estribillo de una canción de salsa que hicieran famosa Ruben Blades y Willie Colon: Todo es según el color… del cristal con que se mira.
Para quienes hacen seguimiento del multilateralismo es un mes onusiano porque se activan distintos órganos especializados y se inicia la Asamblea General de la ONU. Es el mes que celebra el Día Internacional de la Paz, la Semana Global del Cambio Climático y pare de contar. Cada uno de estos y otros que se nos escapa mencionar podrían formar parte de un largo calendario de eventos.
Ahora bien, aterrizando en algo más cercano y sensible, la Situación/Caso de Venezuela es la denominación que se registra en el orden del día de algunos encuentros internacionales que nos interesa destacar en estas breves líneas, ya que sirven para ilustrar el estribillo de la canción ya señalada.
Por una parte, la instalación de las Sesión ordinaria del Consejo de Derechos Humanos (en Ginebra,)  y por la otra, una Sesión ordinaria y una Sesión Arria del Consejo de Seguridad (en Nueva York). Estas reuniones del día 10Sept debemos verlas como antesala de lo que podrá tratarse en otras reuniones dentro de la complejidad institucional del Período de Sesiones Ordinaria de la Asamblea General de las Naciones Unidas que inicia el próximo martes 18Sept.


Por otra parte, debemos sumarles el preludio de un par de encuentros regionales: la Reunión Técnica Regional sobre Movilidad Humana de Venezolanos en las Américas (Quito, 3 y 4 Sept) con la consecuente Declaración de Quito con 18 puntos; y la sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA sobre Crisis Migratoria originada por la situación en la República Bolivariana de Venezuela (Washignton, 5 Sept).
 Cada una de estas reuniones ha seleccionado un cristal para atender el Caso/Situación de Venezuela. Es pertinente señalar que Caso/situación es la denominación genérica que asumen los organismos internacionales para tratar los asuntos relacionados con un país: Situación Siria, Situación Haití, Situación Myanmar. Esto es verificable en la ONU pero también en la OEA: Situación Nicaragua, Situación Venezuela. En los medios de comunicación y otros espacios el nombre de Venezuela lleva la carga de los problemas: Crisis Humanitaria, Crisis Institucional, Crisis Migratoria, entre otros.
La cristalería opaca del estribillo a la canción, casi como un alter-ego vengativo, es el de las autoridades venezolanas que siguen desconociendo ante la comunidad internacional la existencia de una crisis política, migratoria y mucho menos la humanitaria.
Vale señalar que esta variedad de cristales en reuniones internacionales, nos permite enfocar los anteojos en distintos puntos de la realidad; la realidad de una compleja crisis que sufre la sociedad venezolana, producto de un errado modelo político, cuyas consecuencias ha desbordado las fronteras nacionales e impactando seriamente la vecindad regional. Podemos tomar los anteojos de reclamo y sentir pena porque los avisos de alarmas no hayan sido atendidos en su oportunidad, sobre la salud, la violencia-represión y sobre el tema migratorio, entre otros. No obstante es relevante que en este mes de septiembre, la comunidad regional y mundial estén mostrando su preocupación efectiva dando entrada a evidencias y es meritorio que se estén considerando mecanismos de acción. Será que pueden combinarse los cristales en un lente multifocal de Derechos Humanos y de intereses geopolíticos?. Seguimos trabajando!
@mirnayonis
Caracas, 14 de septiembre de 2018

Venezuela #Migración #DerechosHumanos y #Corrupción

@mirnayonis     

En esta oportunidad, se incorporan varios segmentos de entrevista realizada el día 11 de septiembre en los estudios de @VivoPlayNet en el programa matutino #NoticiasEnVivo, en la cual se abordó el tratamiento de la situación venezolana en las Naciones Unidas, especificamente en la reunión del Consejo de Derechos Humanos; y en la reunión informal del Consejo de Seguridad, del día #10Sept.

Entrevista



--------
El Discurso de la Señora Michelle Bachellet (en inglés) se puede consultar en: Primer Discurso de Michelle Bachelet en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU´

El fragmento del texto escrito referido a Venezuela (versión propia en español):
Señor presidente, 
Al comenzar esta sesión del Consejo, el número cada vez mayor de personas que huyen de Venezuela y Nicaragua demuestra una vez más la necesidad de defender constantemente los derechos humanos. Sí, es urgente ayudar a los Estados receptores a resolver los muchos desafíos que plantean dichos movimientos. Pero también es fundamental abordar las razones por las cuales las personas se van. En ambos países, la Oficina insta al Consejo de Derechos Humanos a que tome todas las medidas disponibles para abordar las graves violaciones de los derechos humanos que se han documentado en informes recientes.
Con respecto a Venezuela, se estima que 2,3 millones de personas huyeron del país el 1 de julio, aproximadamente el 7% de la población total, debido en gran parte a la falta de alimentos o acceso a medicamentos esenciales y atención de la salud, inseguridad y persecución política. Este movimiento se está acelerando. En la primera semana de agosto, más de 4,000 venezolanos por día ingresaron a Ecuador; Según los informes, 50,000 venezolanos llegaron a Colombia durante un período de tres semanas en julio; y 800 venezolanos por día ahora están ingresando a Brasil. El movimiento transfronterizo de esta magnitud no tiene precedentes en la historia reciente de las Américas, y la vulnerabilidad de los que se van también ha aumentado: personas mayores; mujeres embarazadas; niños, incluidos menores no acompañados; y las personas con problemas de salud cruzan la frontera en números crecientes. 
Desde la publicación de nuestro último informe sobre Venezuela, en junio, la Oficina ha seguido recibiendo información sobre violaciones de derechos sociales y económicos, como casos de muertes relacionadas con la malnutrición o enfermedades prevenibles, así como sobre violaciones de los derechos civiles y políticos, incluidas las detenciones arbitrarias, los malos tratos y las restricciones a la libertad de expresión. El Gobierno no ha demostrado apertura a medidas genuinas de rendición de cuentas respecto de cuestiones documentadas por la Oficina durante las protestas masivas de 2017.